CÓMO EVITAR LAS COMPLICACIONES

Medicina Biomolecular y prevención

Es posible que en su grupo familiar, o entre sus conocidos, haya sucedido que después de una intervención quirúrgica sucedieran complicaciones, a veces graves, que han llevado en algunos casos a tener que cambiar una prótesis; que el dolor en una articulación que llevó a la cirugía de reemplazo, después sea igual o mayor; que se complique una cirugía plástica; que la operación de hernia o eventración fracase; o que las terapéuticas indicadas produzcan resultados contradictorios o malos.
Esto es interpretado como “mala praxis” y llega a veces a juicios que no reparan el daño, cuando en realidad los profesionales se ajustaron a técnicas y tácticas exitosas desde hace muchos años.
Entonces, si los médicos, dentro de instituciones que siguen con estrictos protocolos de seguridad en cuanto a higiene, esterilización, elección de profesionales, cuál es el por qué de estas situaciones tan dolorosas.
Se debe a que ha cambiado el paciente, y en los estudios universitarios no figura aún la importancia de las intoxicaciones crónicas, de las que nadie está exento.

Las intoxicaciones crónicas “silenciosas” de causa medioambiental, tienen la característica de producir una lenta acumulación durante años en los tejidos, de productos químicos y metales, que alteran su funcionamiento, a grado tal de tener que reemplazar una articulación, un órgano, o simplemente medicar por déficit en sus funciones.

Esta lenta acumulación va degradando la calidad de lo que los médicos mencionábamos como “terreno predisponente” o “condición del huésped” que ahora podemos evaluar, y es la responsable de todos estos problemas. Como los niños son las víctimas más propicias por muchas condiciones especiales, y ya reciben por la placenta estos contaminantes de una madre ya intoxicada, presentan por ejemplo: intolerancias a los alimentos; falsos pacientes celíacos; convulsiones que no responden a los tratamientos habituales y necesitan del canabis; y muchas otros síntomas y signos de difícil diagnóstico.

Hoy, con equipos y técnicas de la Medicina Biomolecular, pueden evitarse estas situaciones cada vez más frecuentes, cuando quienes tienen el privilegio del conocimiento consultan antes de una cirugía, o antes de buscar un embarazo, para conocer cuál es en realidad su “condición del huésped”, aún cuando se considere estar en buen estado de salud, o se estime que el niño “con tantos problemas desde el nacimiento está en buenas manos”.

medicinabiomolecular4@gmail.com
Tel: (011) 4811-2500
Lunes a viernes de 9 a 18hs
Tel/FAX: (011) 4811-7199
Buenos Aires -Argentina