Card image cap

Inquietudes y consultas: [email protected]


Si en usted las lesiones son frecuentes puede llegar a la negativa conclusión que es normal para su organismo. Se preguntará ¿qué le pasa a mi cuerpo? y buscará respuestas que sólo podrá encontrar cuando se diagnostique la causa del fallo en los mecanismos de defensa y reparación.

El paciente de hoy con lesiones frecuentes forma parte de los “nuevos pacientes” al que hay que estudiar con este nuevo “ENFOQUE BIOMOLECULAR” ya que permite la detección precoz de la o las CAUSAS, tratarlas y evitar futuras lesiones aún más severas si no se las diagnostica y trata a tiempo.

Una de las causas más frecuentes de estos problemas, muchos de los cuales llegan a las reiteradas intervenciones quirúrgicas en deportistas de élite, es la impregnación de cientos de productos químicos y metales tóxicos de la contaminación medioambiental, moléculas que encontramos ahora en la naturaleza en alimentos, agua y aire, y que son más frecuentes de lo que imaginamos al haberse encontrado más de 300 en 13 familias estudiadas en Francia.

Tienen más afinidad por ciertas biomoléculas de los tejidos, por ejemplo, por las ubicadas en las articulaciones, huesos y tendones, así como en los tejidos grasos: adiposo, cerebro, nervios periféricos. Se adhieren con más facilidad y se van acumulando silenciosamente -sin dar síntomas- a veces durante años.

Con el correr del tiempo, se ven aún más afectadas esas “zonas de acumulación” por estos metales y químicos, dando como resultado entre otros síntomas y signos: edemas locales por avance de la inflamación; dolor cotidiano que aumentan con el esfuerzo, hasta llegar a ser crónicos. Aparecen entonces con más facilidad las LESIONES REPETIDAS al esfuerzo, tan comunes en deportistas de alto rendimiento, y en personas de edad con pérdida de cartílagos y deformación de huesos.

Tienen como característica responder parcialmente a la medicación, mientras progresa la intoxicación crónica de los tejidos, lesionando cartílagos, tendones y huesos, y son también en la mayoría de los casos pacientes que deambulan por varios consultorios de especialidades con estudios normales de la medicina tradicional.

La indicación reiterada y contínua de antinflamatorios y/o corticoides, deteriora la flora intestinal, aumenta en forma patológica la permeabilidad intestinal, desequilibra el sistema inmunitario, y favorece las autoinmunes

Todos los estudios de la Medicina Biomolecular® pueden diagnosticar las causas años antes que aparezcan las lesiones, o llegar al diagnóstico exacto de los motivos de estos problemas y tratarlos en forma personalizada donde el fundamento es DESINTOXICAR al organismo de manera paulatina; reordenando en su funcionamiento al reparar sus funciones biológicas físicas y químicas modificando hábitos distorsionados, hasta lograr la recuperación; mejorar la movilidad, y evitar las lesiones frecuentes.

Representan: acortamiento en la vida útil del deportista: lesiones en las articulaciones, envejecimiento prematuro de los tejidos: desgarros en ligamentos, tendones, y masa muscular; fatiga rápida; enfermedades cardíacas; lesiones frecuentes musculares y articulares; y otras, que llevan a intervenciones quirúrgicas acompañadas de fracasos o complicaciones.

Pero no debemos olvidar que estos deportistas también viven en una sociedad expuesta a la alta contaminación ambiental, provocada por muchas de las moléculas de los 100.000 productos químicos nuevos que el hombre ha producido en los últimos 60 años. (Los combates por la Vida. Luc Montagnier. 2008).

Centenares de ellos se acumulan lentamente en los tejidos y llevan a una intoxicación progresiva que condiciona en forma negativa su organismo al sumarse a su estado de “estrés oxidativo”, que solo se pondrá en manifiesto con los nuevos estudios que utiliza la Medicina Biomolecular®.

La variación de la capacidad física en la población como respuesta al entrenamiento, según los genetistas, está condicionada en un 50 % por los genes, pero debe tenerse en cuenta que estos dependen para manifestarse de la interrelación con el medio ambiente: hábitos, estrés psíquico, alimentación, contaminación ambiental, consumos de alcohol, fármacos, drogas, nutrición y otras.

Esta influencia justifica la importancia de los nuevos estudios genéticos que la Medicina Biomolecular ha incorporado y utiliza en los deportistas.

Pueden evaluarse en la actualidad más de 30 genes cuyas alteraciones darán lugar - si se suman factores medioambientales - a las lesiones mencionadas por la contaminación provocando una mayor predisposición a: acortar la vida útil del deportista por lesiones en músculos, huesos y cartílagos; padecer determinados grupos de enfermedades; estar predispuesto al paro cardíaco súbito; padecer trastornos metabólicos; y a sufrir lesiones.

La consulta más frecuente es por lesiones a repetición y rotura de cartílagos que requieren de procedimientos quirúrgicos reiterados por la alta frecuencias de fallos en sus resultados por no ser tratada la causa del problema. Solo pueden se diagnosticados con nuevos estudios de la Medicina Biomolecular® y tratados con Protocolos específicos personalizados con lo que se logra más años de actividad de la ya corta duración de la carrera profesional, con mejor calidad de vida para el futuro.