Card image cap

Inquietudes y consultas: [email protected]


Es otra de las “nuevas enfermedades”, o “enfermedades del Siglo XXI”, junto a la Electrosensibilidad, con la que comparten tanto las causas como algunos síntomas.

Es un estado especial de sensibilidad a cualquier producto químico, luego de haber sobre estimulado al sistema inmunitario por contaminantes externos o medicamentos, durante mucho tiempo.

La mayoría son mujeres por su mayor sensibilidad de respuesta del sistema inmunitario, y llegan a un estado en el que cualquier producto químico o medicamento, aún los más sencillos, pueden desencadenar una reacción de tipo alérgico -rosácea, eccemas, urticaria, espasmo bronquial, congestión nasal, y otras- que por su magnitud llegan hasta la discapacidad de desarrollar actividades sociales.

Al no estar reconocida como enfermedad cubierta por los seguros de salud, o por la Seguridad Social, y después de deambular por consultorios de distintas especialidades, es frecuente que sean tomadas como trastornos psicosomáticos cuando llegan a la depresión al auto reconocer la falta de respuesta a los tratamientos indicados por la medicina clásica.

Medicadas con ese diagnóstico agravan aún más su terreno predisponente o condición del huésped, al agregar hipotiroidismo como consecuencia indeseada de los antidepresivos.

Investigados con estudios de la Medicina Biomolecular® y aplicados sus Protocolos, son desintoxicados, suplementados según resultados de los estudios, y aislados de los productos que desencadenan los rechazos inmunitarios, sacan al paciente de su discapacidad, de la polimedicación, y del especial estado de depresión al ser considerados como “consecuencia de desequilibrios psiquiátricos”.